Jubilación en 2020, nacidos entre mayo de 1954 y febrero 1955

Jubilación en 2020 para los nacidos de mayo 1954 a febrero de 1955

La edad de jubilación legal será cuando cumplas los 66 años, es decir, en  2020, ésta es la fecha de jubilación ordinaria, pero puedes adelantar la edad de jubilación en función de los años cotizados; así, te podrás jubilar a los 65 años si has cotizado un total de 37 añoss. Vamos a ver los factores que hay que tener en cuenta para calcular la pensión de los nacidos en entre may-54 a feb-55:

Cálculo de la pensión para los nacidos en entre may-54 a feb-55

Estos son los pasos a seguir:

Primero: Hay que calcular la base reguladora, que es el promedio de tus bases de cotización de los últimos 23 años.

Segundo: Hay que ver qué porcentaje de la base reguladora vas a cobrar. El porcentaje va a depender de los años cotizados en tu vida laboral. Para cobrar el 100% debes cotizar 36 años años. Si has cotizado 15 años cobrarás el 50% y va creciendo cada mes, hasta llegar al 100%. A modo de ejemplo, con 25 años cotizados cobrarás un 75,20% de la base reguladora y con 30 años un 87,46%

Tercero: Realizar ajustes en caso de jubilación anticipada. En caso que te optes por la jubilación anticipada voluntaria (se puede pedir dos años antes de la fecha de la jubilación ordinaria), por cada trimestre que adelantes tu jubilación la base reguladora se va a reducir entre un 2% si has cotizado menos de 38 años y 6 meses y un 1,625% si has cotizado más de 44 años y seis meses.

Si la jubilación anticipada es forzosa (hasta 4 años antes, por razón de despido, ERE, cierre de la empresa…), el porcentaje que se reduce trimestralmente iría del 1,875% al 1,5%

Si sigues trabajando más allá de la edad de jubilación, añades un porcentaje a la base reguladora, que está entre un 2 y un 4% por años completos cotizados, en función del total de años cotizados.

Factor de sostenibilidad y esperanza de vida

Cuarto: Una vez calculada la base reguladora, hay que aplicarle un nuevo coeficiente corrector que entrará entrar en funcionamiento en el año 2019, el factor de sostenibilidad. Para los que os jubiléis en el año 2020, el factor de sostenibilidad va a comparar la esperanza de vida en el año 2012 con la esperanza de vida del año 2017.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2017 la esperanza de vida de los españoles que cumplen 65 años es 84,9 años para los hombres y de 88,8 años para las mujeres.  Según una estimación del INE la esperanza de vida va a ir aumentando y en el año 2024 será ya de un año más,  85,9 para los hombres y 89,9 para las mujeres.

Factor de revalorización de las pensiones

Una vez recibimos la primera pensión, anualmente su importe se va actualizando, pero no en función de lo que suba la vida, sino del “factor de revalorización de las pensiones”. Con los datos y previsiones que se conocen sobre la evolución de esperanza de vida y la situación financiera de la Seguridad Social, la “subida” de las pensiones en los próximos años será del 0,25 %, muy por debajo de lo que suben los precios (en 2016 la subida de los precios fue del 1,6% y el BCE quiere que el IPC se sitúe de media en un 2%)

Evolución futura de las pensiones

Plan de Pensiones Jubilacion Tanto la forma de cálculo de la pensión, la aplicación del factor de sostenibilidad y posteriormente el hecho que suban por debajo del IPC, va a provocar que baje la “tasas de sustitución o de reemplazo”, la relación que existe entre la primera pensión y la última nómina como trabajador.

En España en 2017 este ratio está entorno al 80%, es decir, un trabajador que cobra 2.000 euros, recibe de media como primera pensión unos 1.600 euros. La media de los países europeos está en el 40%, es decir, que de acercarnos a la media europea recibiríamos como pensión 800 euros si nuestro último sueldo fuese de 2.000 euros. (Datos: “Informe pensiones OCDE 2015”)

¿Cómo gestionar mis ahorros hasta y desde que me jubile en 2020?

En tu caso, aún te quedan 3 años para que tu nivel de ingresos baje por causa de empezar a la jubilación, por loq hay que planificarse financieramente para asegurar que durante la nueva etapa nuestros ahorros e ingresos nos permitan vivir con la calidad de vida necesaria, para ello hay ver qué pensión puede corresponder, analizar si tenemos otras fuentes de ingresos y que patrimonio o ahorro tenemos.
En caso de tener planes de pensiones, hay que analizar cuando nos conviene más recuperarlos para pagar menos impuestos, y ver en caso que hubiéramos aportado a planes de pensiones antes de 2007, en qué momento rescatamos el dinero para beneficiarnos de la reducción del 40%.

¿Cómo obtener rentabilidad por nuestros ahorros?

Aunque estás próximo a la edad de jubilación, no hay que dejar de lado la planificación financiera, de media vamos a tener casi 20 años en lo que hay que sacar algún rendimiento a los ahorros, para que no se vayan devaluando. Con la actual coyuntura de tipos de interés a 0, la única posibilidad de ir ahorrando de una forma rentable es a través de la planificación financiera, con diversificación y utilizando estrategias que aumenten la seguridad de nuestras inversiones, como pueden ser:

Planificar dónde invertir en función de los objetivos y los plazos de tiempo para conseguirlos. Podemos “separar” nuestros ahorros por plazos, para cuando tenga 73 años, 78, 83 … y en función de estos plazos buscar los mejores productos para rentabilizar la parte de los ahorros que en principio no nos va a hacer falta hasta plazo.
– Invertir de forma muy diversificada.
– No invertir de una sola vez, sino entrando en los mercados de forma paulatina.
– Sí hay una bajada repentina en los mercados y estamos invirtiendo a medio plazo de forma diversificada, lo mejor hacer aportaciones adicionales.
Hacer un seguimiento de la diversificación e inversión de forma periódica y realizar ajustes en caso necesario.

En definitiva, invertir según nuestra situación y los objetivos de cada momento, así que lo ideal es dejarse guiar por un profesional del asesoramiento en finanzas personales, que le acompañe durante todo el camino para conseguir sus objetivos financieros.

Imprimir